¿Qué es la moringa?

La moringa también llamada “marango” hace referencia a un árbol gigante que alcanza una altura de hasta 12 metros, originario de Asia y África, y que hoy por hoy viene siendo uno de los descubrimientos más revolucionarios en temas relacionados con la salud, por ser el mismo propio para el tratamiento de un sinnúmero de enfermedades en términos de control y prevención especialmente.

Las hojas de moringa contienen un alto valor nutritivo con una excelente composición de proteínas, vitaminas y sales minerales, además muchas otras propiedades que sirven entre otras cosas para la cura de problemas de la salud como la malaria y dolores estomacales.

Para muchos la moringa es un milagro, en tanto que los beneficios que otorga son múltiples, tanto así que ha sido denominado como el árbol de la vida“ esta planta mágica has sido objeto de estudios por entusiastas de la medicina natural, quienes ven esta planta la hierba especial e inigualable.

Aunque se mencionó anteriormente, es una planta originaria del continente asiático y africano, es importante mencionar que esta ha logrado trascender fronteras, siendo actualmente cultivada en zonas tropicales y subtropicales de todo el mundo, en especial de América Latina y el Caribe, Florida y las islas del Pacífico.

En la edad adulta el árbol de moringa se presenta en forma de paraguas en cada de las ramas, sus flores de dulce olor son producidas durante todo el año, sus frutos son alargados y distintivos.

Usos medicinales

Sus múltiples usos medicinales hacen de esta planta una más llamativa a los ojos del hombre, siendo útil para tratar problemas relacionados con:

  • El cáncer
  • La depresión
  • El Alzheimer
  • La epilepsia
  • La diabetes
  • La obesidad
  • El dengue
  • El reumatismo
  • El sida
  • Inflamaciones de todo tipo
  • La desnutrición.

Según investigaciones, se cree que la moringa comparada con otros productos produce:

  • 7 veces más vitamina C que la naranja
  • 4 veces más vitamina A que la zanahoria
  • 4 veces más calcio que la leche de vaca
  • 3 veces más hierro que la espinaca
  • 3 veces más potasio que el plátano

 

Dejar respuesta